Visto en...

Técnicas para controlar la eyaculación precoz

La eyaculación precoz es un problema que afecta a gran parte de los hombres en algún momento de su vida, y que, por su naturaleza, nos puede avergonzar bastante.

Pero lo que pocos saben es que la eyaculación se puede controlar de forma totalmente natural (al final del artículo sabrás cómo lo conseguí). Así que aquí tienes las técnicas para contralar la eyaculación precoz  más eficaces y fáciles de realizar:

como controlar la eyaculación precoz

Técnicas para controlar la eyaculación precoz

Ejercicios mentales

Antes de empezar, es necesario que ya sepas controlar tu respiración[ejercicios de respiración para controlar la eyaculación precoz] para sentirte más relajado y comenzar a trabajar en tu mente de la manera que a continuación te indicamos.

Antes del sexo

Comienza con la respiración profunda y controlada.

Realiza ejercicios aeróbicos: nadar, correr, etc. Estos te ayudarán a que la circulación trabaje mucho mejor en tu cuerpo, lo que asegura una erección para el momento en que la necesites, algo muy importante para combatir la eyaculación precoz.

Si bien parece que más bien estás trabajando tu cuerpo en lugar de tu mente, lo que está ocurriendo, además de lo antes mencionado, es que tu cerebro está empezando a despejarse del estrés y se concentra más en responder a las órdenes que le das a tu cuerpo, como los movimientos que exigen los ejercicios aeróbicos.

Continúa con la respiración profunda y controlada para seguir sintiendo como la energía que has liberado en tu cuerpo se queda allí contigo, a pesar de que terminaste con el ejercicio físico. Mantén esa respiración para darte una merecida ducha.
flecha llamada a la acción

>>> Si quieres saber el método exacto que utilicé para durar más de 30 minutos en la cama haz click aquí <<<

Durante el acto sexual

Antes te has relajado y energizado para el acto sexual, donde se espera que te desempeñes como todo un campeón. Pero, sin querer desilusionarte, no necesariamente a la primera conseguirás durar mucho más. Notarás que todo lo explicado da resultados, pero estos resultados varían de persona a persona, dependiendo de qué tan grave es el problema de la eyaculación precoz.

Lo que si tienes garantizado, es que realizando esto siempre, irás cada vez mejorando el problema hasta que la eyaculación precoz se convierta en cosa del pasado.

En conclusión, cada vez irás mejorando. Y para estos ejercicios es importante que tengas una buena comunicación con tu pareja. Porque lo que harás es platicar con ella durante el acto sexual.

Si prefieres no hablar con ella, entonces acaríciala y abrázala. El propósito de esto es que desconcentres tu mente de eyacular. También puedes pensar en un poema, en un problema matemático. Cualquier cosa que te distraiga de eyacular, te permitirá durar más, ya que tu cerebro se ocupará de otras cosas, además de lo que está ocurriendo en ese momento.

Ejercicio físico

Como probablemente ya sabrás, a mayor excitación, más rápido latirá tu corazón para bombear más sangre a tu cuerpo, pero ¿qué pasaría si tu corazón estuviese más entrenado y latiese más despacio? Efectivamente, que tardarías más tiempo en llegar a unas pulsaciones tan altas.

Ejercicio aeróbico

Y aquí es donde entra en juego el ejercicio aeróbico. Con el ejercicio aeróbico fortalecerás tu aparato cardiorrespiratorio. Es decir, fortalecerás tus pulmones y tu corazón y conseguirás administrar mejor el oxígeno, aumentando tu resistencia física.

Por lo tanto, si mejoras tu resistencia física y tu corazón, estarás más preparado para el ejercicio que supone tener sexo y tardarás más tiempo en llegar a las 180 pulsaciones por minuto, que son más o menos las necesarias para llegar al orgasmo.

Técnicas y ejercicios de respiración

Respiración consciente

Primero tienes que empezar a tomar control de tu respiración para después controlar con ello la eyaculación precoz. El primer paso sería, entonces, que sientas cómo respiras. Fíjate en el movimiento de tus hombros al inspirar. ejercicios para controlar la respiraciónSeguramente estos se levantan a la vez que tu pecho se expande por el aire que ha entrado en tus pulmones. Esta forma de respirar es la que debes evitar para conseguir controlar la eyaculación precoz.

Lo que debes hacer, en cambio, es inspirar de manera que el aire llegue hasta el fondo de los pulmones. Para comprobar que lo haces bien, ni tus hombros ni tu pecho deben moverse, será más bien tu abdomen el que empiece a expandirse. Logrado lo anterior, ya sabrás la manera correcta de respirar.


>>> Haz click aquí para saber cómo pasé de 30 segundos a más de 20 minutos en la cama <<<


Respiración profunda y controlada

Al haber practicado la técnica ante

rior de los ejercicios de respiración para controlar la eyaculación precoz, empieza utilizarla más aún, pero esta vez con algo más de complejidad. Inspira de la manera anteriormente descrita, pero de una manera lenta, llenando los pulmones hasta su máxima capacidad. Debes sentir que te relajas y que poco a poco se van las tensiones en tu cuerpo.

Al exhalar tienes que hacerlo de manera lenta, sin hacer ruido. Siente cómo tu cuerpo empieza a sentirse más en armonía, como alistándose para obedecer a lo que quieras hacer con él, en este caso, controlar la eyaculación.

Masturbación controlada

La siguiente de las técnicas para controlar la eyaculación precoz consiste en tomar el control sobre las sensaciones de la excitación, es decir, aquellas sensaciones que se sienten antes de eyacular. Estas sensaciones son las que utilizarás para identificar cuando vas a eyacular y así evitar la acción. Comienza con la masturbación y sé consciente de las sensaciones en tu cuerpo, mantén siempre la respiración controlada.

Cuando ya sientas que quieres eyacular detente, debe ser el punto más cercano a la eyaculación pero sin hacerlo, entonces inhala aire algo rápido para disminuir la sensación de eyacular.

Cuando lo hagas espera unos momentos para volver a comenzar. La masturbación controlada te permite ser más consciente de cuando estás a punto de eyacular.

Técnica de Kegel

Para esta técnica debes conocer dónde se sitúa el músculo pubococcigeo (PC), lo harás cuando vayas a orinar: cuando salga el flujo de la orina puedes detenerlo a voluntad, esa acción sólo es realizada por el músculo pubococcigeo. Práctica detener y continuar la micción unas cuantas veces para localizarlo.ejercitar el músculo pubocoxigeo

Ahora, la técnica de Kegel consiste en contraer este músculo, lo cual ocurre cuando detienes el flujo de la orina, pero no es necesario que orines para conseguirlo. Ahora que eres consciente de dónde se encuentra puedes contraerlo y relajarlo sin necesidad de orinar, si no es así, entonces debes seguir practicando el paso anterior.

Las contracciones del músculo pubococcigeo las harás manteniéndolas unos 3 a 4 segundos. Luego relaja el músculo unos 2 segundos y vuelve a contraer. Haz primero unas 10 repeticiones diarias. Luego ve aumentando el número de repeticiones conforme vayas mejorando el control de este músculo.

Todos estos consejos te pueden ayudar a durar más tiempo en la cama, pero si quieres conseguir resultados más rápidos, te recomiendo que leas esto.

Déjame tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies